La mitad de los prisioneros transgénero son delincuentes sexuales o reclusos más peligrosos de la categoría A

1

Original: https://fairplayforwomen.com/transgender-prisoners

@fairplaywomen 

Traducción cortesía de: @aventureraletal

9 de noviembre de 2017

El servicio penitenciario no está registrando datos sobre prisioneros transgénero. El Ministerio de Justicia y el servicio penitenciario no proporcionaron información a través de las solicitudes de Libertad de información, ya que afirmaron que no existe un “caso comercial o legal” para registrar los datos; Fair Play for Women no está de acuerdo. Esta información es necesaria para permitir una evaluación de riesgos precisa del impacto de las reformas propuestas en la Ley de Reconocimiento de Género 2004 sobre la población carcelaria de mujeres. Fair Play for Women analizó los informes individuales de inspección de prisiones para todas las cárceles de Inglaterra y Gales y ha producido el siguiente informe.

CONCLUSIONES CLAVE

  1. La mitad de todos los hombres identificados trans (transmujeres) en prisión han sido condenados por delitos sexuales o son personas reclusas de la categoría A (las más peligrosas).
  2. El 41% de los hombres identificados trans en prisión han sido condenados por delitos sexuales; teniendo evidencia probada mediante la Encuesta Trans realizada en 2015 y los estudios publicados en EEUU.
  3. Este estudio y otros confirman que los hombres identificados trans presentan un patrón de violencia masculina.
  4. Una estimación conservadora estima que hay un mínimo de 113 hombres identificados trans actualmente en prisión.
  5. Si el 1% de los (aproximadamente) 80.000 hombres que actualmente están en prisión se identifican como transgénero, tendrán que ser construidos dos nuevos centros para mujeres.
  6. Los crímenes cometidos por los hombres identificados trans (incluyendo los violentos y los sexuales), están siendo registrados como crímenes cometidos por mujeres, distorsionando la figura de los crímenes de las mujeres.
  7. Las mujeres en prisión son una población vulnerable y los perfiles de los hombres identificados trans suponen un serio riesgo para su seguridad, privacidad y dignidad de las mujeres en prisión.

Investigación sobre el número de varones que se identifican trans en prisión en Inglaterra y Gales y sus perfiles de delincuentes

Estudio realizado por la Dra. Nicola Williams y colaboradoras de Fair Play for Women.

ABSTRACTO

Actualmente, no hay cifras oficiales disponibles con respecto al número o tipo de condenas de identificación transpersonal de presos varones en las cárceles de Inglaterra y Gales. Esta información es necesaria para permitir una evaluación de riesgos precisa del impacto de las reformas propuestas en la Ley de Reconocimiento de Género 2004 sobre la población carcelaria de mujeres. Utilizando los informes de inspección de prisiones disponibles públicamente, buscamos todas las referencias a los reclusos transgénero y pudimos identificar al menos a 113 reclusos masculinos que se identificaron trans (personas nacidas varones que se identifican como transgénero). No hubo referencias para identificar a las mujeres en ningún informe. Cien hombres que se identifican trans se alojan en prisiones masculinas, de los cuales 13 han sido transferidos a cárceles de mujeres. Cuarenta y seis varones que se identifican trans se encuentran en ocho cárceles masculinas conocidas por albergar casi exclusivamente a delincuentes sexuales. Otros 10 varones que se identifican como trans se encuentran recluidos en las cárceles de máxima seguridad de la categoría A. Por lo tanto, concluimos que aproximadamente la mitad de la población transgénero conocida en la cárcel son delincuentes sexuales y / o prisioneros altamente peligrosos.

INTRODUCCIÓN

El gobierno ha anunciado recientemente una consulta sobre la reforma de la Ley de Reconocimiento de Género (GRA) 2004. Esto incluye una propuesta de autodeclaración de identidad de género para desmedicalizar y acelerar el proceso de obtención de un Certificado de Reconocimiento de Género (GRC). Por el momento, las personas que se identifican trans deben mostrar evidencia de dos años de “vida en el papel” y tener un diagnóstico de disforia de género con el fin de obtener un Certificado de Reconocimiento de Género (GRC). Los cambios propuestos eliminarán estos requisitos y permitirán a las personas autodeclararse su propio género. No serán necesarios cambios físicos. Luego recibirán un GRC con el que pueden obtener un nuevo certificado de nacimiento con su nueva categoría de sexo legal como hombre o mujer. A partir de este punto, deben ser considerados legalmente masculinos o femeninos.

Cualquier cambio legal también se aplicará a la identificación trans en personas encarceladas. Por el momento, la orientación actual de la prisión para Inglaterra y Gales es transferir hombres que se identifiquen en la transición a las cárceles de mujeres solo si tienen un GRC o caso por caso después de una revisión de un caso transgénero. Si la autodeclaración de género se convierte en ley, cualquier preso varón que se identifique trans podrá obtener un GRC y automáticamente será elegible para ser transferido a una prisión para mujeres.

La población carcelaria de mujeres representa solo el 5% de todos los presos en Inglaterra y Gales. Cualquier pequeño aumento en el número de transferencias de hombres transidentificados de las cárceles masculinas tendría un impacto desproporcionadamente grande en la población relativamente pequeña de mujeres presas. Es importante que se conozca información básica como el tamaño de la población de prisioneros masculinos que se identifican trans y los tipos de crímenes que han cometido. Esta información es esencial para que el impacto de cualquier cambio en la GRA pueda evaluarse con precisión.

Solicitamos al servicio penitenciario más información sobre su población de prisioneros masculinos que se identifican trans al presentar solicitudes de Libertad de información (FOI) (las copias de las presentaciones están aquí y aquí). Solicitamos información sobre los tipos de condenas y cuántos hombres con identidad trans se encontraban en cárceles masculinas o femeninas. Nos dijeron que el Ministerio de Justicia no posee esta información porque no existe un requisito comercial o legal para hacerlo.

A falta de registros oficiales, buscamos en todos los informes de inspección de prisiones de todas las prisiones de Inglaterra y Gales información sobre sus prisioneros transgénero. Nuestros resultados se resumen en este informe.

 

ESTUDIO METODOLOGÍA Y RESULTADOS

PARTE 1: CUENTA EL NÚMERO DE RECLUSOS IDENTIFICADORES TRANS:

La información sobre los reclusos que se identifican trans se obtuvo al leer los informes penitenciarios más recientes de todas las cárceles de Inglaterra y Gales. Cada prisión es supervisada por la Junta de Supervisión Independiente (IMB) y también cuenta con controles aleatorios realizados por la Inspección de Prisiones de HM (HMIP). En estos informes penitenciarios no se informó como norma general sobre el número o la presencia de reclusos identificados trans. En algunos casos, se proporcionó el número de presos que se identificaron trans. En otros casos, se mencionó la presencia de un individuo o grupo que se identificaba trans. En muchos casos, no se mencionó en absoluto ninguna información con respecto a los reclusos que se identificaron trans.

Se analizaron los informes de 119 cárceles, que corresponden a un total de 82.702 reclusos. (El conjunto completo de datos se puede ver aquí). No se proporcionaron datos sobre prisioneros identificados trans para 52 de estas prisiones (30,291 reclusos), por lo que aproximadamente un tercio de los reclusos fueron excluidos de análisis posteriores (Figura 1).

2

Figura 1: número total de reclusos cubiertos en este estudio

Se confirmó que las 67 cárceles identificadas para estudios posteriores eran una buena representación de todo el espectro penitenciario. La distribución de estas 67 prisiones a través de las categorías de seguridad A a D fue la misma que la distribución que vemos usando el conjunto completo de datos de la prisión (ver datos suplementarios aquí).

El número de trans- identifying males – hombres identificados trans (abreviado a “TIMs” en lo sucesivo con el propósito de ser breve) se registró para cada prisión utilizando el informe disponible más reciente (IMB o HMIP). La mayoría de los datos se obtuvieron de informes publicados en 2016 o 2017 (un total de 52 cárceles). Para 10 prisiones, los únicos datos disponibles se publicaron en 2015. Para tres prisiones, los datos fueron de 2014/13. La Figura 2 muestra el número total de prisioneros cubiertos en esos informes para cada año. En estos informes anteriores, es posible que los TIM informados ahora se hayan transferido o liberado o que hayan llegado TIM adicionales. A los efectos de este análisis, se supuso que el número de TIM se mantuvo estático.

3

Figura 2: Número total de prisioneros cubiertos por los informes utilizados en el estudio para cada uno de los años de publicación.

Para las 67 prisiones utilizadas en el estudio, el número total de TIM no siempre se conoce con seguridad. En estos casos, si se mencionó la presencia de un TIM en el informe, éste se contó como uno. Si se menciona la presencia de TIM (plural), esto se cuenta como dos (el número mínimo al que podría estar refiriéndose). Esto significa que la cantidad de TIM contados solo será una estimación mínima. Es probable que muchos TIM estén “ocultos” sin que se les haga referencia en los informes. En 17 cárceles, se confirmó que no había prisioneros de identificación trans. Ver la Figura 3.

4

Figura 3: Cantidad mínima de TIM contados para cada prisión.

Utilizando el método anterior, se contabilizaron un total de 113 TIM y se presume que actualmente se encuentran en prisión en Inglaterra y Gales. Este es el número mínimo de TIM basado en el conjunto limitado de datos disponibles para el estudio.

Sin embargo, este número mínimo es significativamente más alto que la estimación de 70 prisioneros identificadores de trans dada por el Informe Anual de Igualdad de Delincuentes de NOMS en 2016.

Cien TIM están actualmente en prisiones masculinas. Trece TIM han sido transferidos a prisiones para mujeres. No hubo informes de mujeres identificadas trans en ninguna de las prisiones. Ver la figura 4.

5

Figura 4: Número total de prisioneros TIM en prisiones masculinas y femeninas

La guía del gobierno establece que cualquier persona que se declare transexual debe poder expresar su identidad de género y “vivir en su rol”. Sin embargo, la transferencia a una prisión para mujeres requiere que el prisionero tenga un Certificado de Reconocimiento de Género (GRC), que solo puede obtenerse después de dos años “viviendo en su rol” y un diagnóstico de disforia de género. El hecho de que 100 de los 113 TIM no hayan sido transferidos a prisiones para mujeres sugiere que la mayoría de los TIM en prisión no tienen un GRC. Se desconoce si declararon su condición de transexuales en el momento de la admisión o en algún momento durante su sentencia de prisión.

Los 100 prisioneros TIM en cárceles masculinas tienen acceso a ropa de mujer, pelucas, maquillaje, etc., y esto se notó en muchos de los informes de las prisiones. Sin un GRC, estos reclusos no son automáticamente elegibles para el traslado a las cárceles de mujeres y deben ser considerados caso por caso por una revisión de un tribunal transgénero. No se mantienen cifras oficiales con respecto a cuántas revisiones de casos de personas transgénero se han llevado a cabo o cuántas han resultado en la aprobación necesaria para la transferencia de un TIM a una prisión para mujeres.

El gobierno propone facilitar la obtención de un GRC, requiriendo autodeclaración de género solamente. Las cirugías de reasignación de género no son una condición previa para obtener un GRC. Entonces, aunque los 13 TIM en las cárceles de mujeres son legalmente femeninos, esto no excluye la posibilidad de que aún tengan penes funcionales. Se estima que del 80 al 95% de las personas que se identifican trans en el Reino Unido no se han sometido a cirugía de reconstrucción genital.

La Figura 5 muestra la distribución de TIMs en cárceles masculinas o femeninas a través de las diferentes categorías de seguridad penitenciaria. La categoría A es la prisión de mayor seguridad. Estas prisiones contienen prisioneros cuya fuga sería altamente peligrosa para la seguridad pública o nacional. Diez de los prisioneros TIM están alojados en estas cárceles de alta seguridad, una de las cuales se encuentra en la única prisión de mujeres de categoría A.

La mayoría de los otros TIM se encuentran en las cárceles de categoría mediana de seguridad B y C. En particular, casi todos los TIM que se han transferido a las cárceles para mujeres están en la categoría C. Solo dos TIM se encuentran en cárceles abiertas de categoría D de baja seguridad.

6

Figura 5: Distribución de TIMs a través de las categorías de prisión

La Figura 6 muestra cómo están distribuidos los 113 TIM. El gráfico muestra el porcentaje de los 113 TIM en cada categoría (columna en rojo). Esto se compara con el porcentaje de reclusos en cada categoría utilizando el número total de presos hombres en este estudio (azul). Se puede observar que los 10 TIM encontrados en prisiones de categoría A (9% de TIM) es lo que esperaríamos de la población de reclusos como un todo (8%).

Un ligero mayor número de TIM aparecen en prisiones de categoría C que la tasa promedio para hombres (53 vs 43%). Sin embargo, esto se debe en gran medida al hecho de que la mayoría de los TIM transferidos a las cárceles de mujeres ahora están en la categoría C.

7

 

Figura 6: La distribución de TIM (%) a través de la seguridad categorías en comparación con la distribución de todos los presos.
Escocia e Irlanda del Norte. El Ministerio de Justicia supervisa el servicio penitenciario en Inglaterra y Gales. El Ministerio no es responsable de la política descentralizada de la justicia penal, los tribunales, las prisiones ni los asuntos de libertad condicional en Escocia o Irlanda del Norte. Por esta razón, hemos restringido nuestro análisis principal a las cárceles de Inglaterra y Gales solamente. Sin embargo, también se realizaron búsquedas en el contenido de los informes penitenciarios de Escocia e Irlanda del Norte. No encontramos referencias a prisioneros transgénero en ninguna de las tres cárceles de Irlanda del Norte. Para las 16 prisiones en Escocia, encontramos referencias a cuatro TIMs. Uno está alojado en el ala femenina de la prisión de Greenock. Los tres restantes están en prisiones masculinas: dos en Edimburgo y uno en Grenochil.

PARTE 2: EL PERFIL DEL PRISIONERO DE LOS HOMBRES IDENTIFICADOS TRANS

No hay información oficial publicada sobre el tipo de ofensas cometidas por los internos de TIM. Sin embargo, hay ocho * prisiones para hombres en Inglaterra y Gales que albergan a delincuentes sexuales (al menos el 98% de la población de esas prisiones). Se identificó un total de 46 TIM en estas prisiones de delincuentes sexuales (Figura 7, azul oscuro). Esto representa casi la mitad de todos los TIM actualmente alojados en la prisión masculina.

* Las ocho prisiones son Ashfield, Bure, Isla de Wight, Littlehey, Rye Hill, Stafford, Usk y Whatton.

Actualmente hay 13,808 presos delincuentes sexuales en prisión en Inglaterra y Gales. Solo la mitad se encuentran en las ocho prisiones de delincuentes sexuales. La otra mitad se encuentra en las otras prisiones masculinas (normalmente en un ala separada de la población carcelaria general). Se encontraron otros 32 TIM en estas cárceles donde se sabe que alojan a algunos delincuentes sexuales (Figura 7, azul claro). Se desconoce si estos TIM son delincuentes sexuales, pero es posible que algunos sí lo sean. Esto significa que la cantidad total de 46 delincuentes sexuales TIM podría ser una subestimación significativa. Hubo solo 22 TIMs para quienes podríamos descartar las ofensas sexuales como sus convicciones; estos 22 fueron retenidos en prisiones conocidas por no aceptar delincuentes sexuales (por ejemplo, prisiones abiertas de categoría D).

8

Figura 7: Número total de TIM en las cárceles “solo para delincuentes sexuales”

La Figura 8 muestra que se encontraron 46 TIM en las ocho prisiones de delincuentes sexuales (azul). Dos tercios están en las cárceles de la categoría C (31) y un tercio en las prisiones de categoría B (15).

9

Figura 8: Distribución de TIMs a través de las categorías de seguridad y su presencia en las ocho prisiones de “solo delincuentes sexuales”.

También podemos ver 10 TIMs en cárceles de alta seguridad categoría A. Ninguno de estos se encuentra en las ocho prisiones de delincuentes sexuales, por lo que no se puede deducir si son delincuentes sexuales o no. La Figura 9 muestra la distribución de los TIM en las cárceles de la categoría A.

Cada una de estas prisiones de categoría A que albergan TIMs es conocida por aceptar algunos delincuentes sexuales. Se conoce la identidad de un TIM y que ese TIM es un delincuente sexual confirmado , pero es imposible saber si los nueve TIM restantes también son delincuentes sexuales. No obstante, son prisioneros muy peligrosos condenados por algunos de los delitos más graves (por ejemplo, asesinato).

10

Figura 9: Número de TIM encontrados en cada categoría Una prisión.

No tenemos información sobre las ofensas de los 13 TIM ya transferidos a las cárceles femeninas, a excepción del TIM Jessica Winfield. Este interno de TIM fue condenado por la violación de dos niñas y actualmente se encuentra en la prisión de mujeres de la categoría A de Bronzefield. No se cree que este prisionero haya sido sometido a cirugía de reconstrucción genital.

Utilizando el conjunto de datos limitado e incompleto disponible para nosotros, concluimos que al menos el 41% de los TIM en prisión en Inglaterra y Gales son delincuentes sexuales conocidos (46/113). Esta es una estimación conservadora y es probable que la cifra real sea mucho más alta. Es significativamente más alto que el porcentaje promedio de delincuentes sexuales masculinos en el estado penitenciario masculino en general (17%). Ver la Figura 10.

11

 

Figura 10: Porcentajes de reclusos condenados por delitos sexuales

Nuestro estudio muestra que los TIM muestran una tasa de violencia sexual que es al menos la misma o más alta que la de los hombres que no se identifican como transgénero. Esto coincide con una observación similar de Dhejne et al. (2011), quienes demostraron que los TIM exhibieron criminalidad de patrón masculino por crímenes violentos.

Es extremadamente raro que las mujeres sean condenadas por delitos sexuales. De hecho, más del 99% de todos los delincuentes sexuales encarcelados en Inglaterra y Gales son hombres. Las cifras publicadas en 2016 muestran que había 13.808 delincuentes sexuales varones en prisión. En contraste, solo había 126 mujeres delincuentes sexuales en prisión; sin embargo, incluso este pequeño número es artificialmente alto porque ahora también incluirá TIMs con GRC cuya ofensa sexual se contará como cometida por mujeres. Lo que queda claro en nuestro estudio es que los TIM, a pesar de identificarse y vestirse como mujeres, no exhiben un patrón de criminalidad de ninguna manera similar al de las mujeres. Si lo hicieran, esperaríamos ver prácticamente ninguna ofensa sexual por parte de los reclusos TIM.

LIMITACIONES DE ESTUDIO

Las cárceles no registran sistemáticamente estadísticas oficiales que indiquen el número de reclusos que se identifican trans y los tipos de delitos por los que son condenados. Es imposible calcular con precisión el porcentaje de TIM que son delincuentes sexuales. Sin embargo, utilizando el conjunto de datos incompletos disponibles, hemos proporcionado la mejor estimación disponible hoy. Se han obtenido datos para identificar a los prisioneros en dos terceras partes de la población carcelaria y se han realizado estimaciones mínimas para cada prisión.

Se podría argumentar que, con la necesaria exclusión de 52 cárceles, nuestra conclusión es sesgada hacia los TIM que tienen mayor probabilidad de ser delincuentes sexuales. Si este es el caso, nuestro estudio puede no ser representativo de la población de reclusos TIM en general. Si suponemos que las 52 cárceles sin datos relevantes para nuestro estudio también albergaron TIM en las mismas proporciones que las 67 cárceles utilizadas en el análisis, podemos estimar un total de aproximadamente 200 TIMs en toda la prisión. Incluso si ninguno de estos TIM “no denunciados” fueran delincuentes sexuales, la prevalencia general de delitos sexuales entre los presos TIM seguiría siendo de alrededor del 25% (46 TIM infractores de un total de 200 reclusos TIM) y aun así ser más alto que la tasa promedio para los presos varones.

También es posible que nuestro uso de algunos informes de prisiones publicados más de un año atrás signifique que no se trata de una instantánea precisa. Sin embargo, si limitamos nuestro análisis a los informes publicados solo en 2017, nuestra conclusión sigue siendo la misma. Veinticinco por ciento de las cárceles han publicado informes en 2017. A partir de estos, podemos identificar 69 TIM, de los cuales 37 son delincuentes sexuales condenados. Esto representa un porcentaje de ofensa sexual aún mayor del 57%. (Se pueden ver más detalles de este análisis aquí).

Dado que no se dispone de datos específicos sobre la naturaleza de las condenas por TIM, hemos inferido sus convicciones según la prisión en la que están alojados. Se sabe que alrededor de la mitad de todos los presos delincuentes sexuales están alojados en ocho cárceles masculinas designadas específicamente para delincuentes sexuales. Con base en los detalles obtenidos de sus informes de inspección, sabemos que estas cárceles albergan exclusivamente (98-100%) delincuentes sexuales. Sin embargo, en algunas de estas prisiones hay un número muy pequeño de delincuentes no sexuales. No podemos descartar la posibilidad de que los TIM que identificamos puedan pertenecer a este subconjunto de delincuentes no sexuales. Sin embargo, parece poco probable que los prisioneros vulnerables a la transidentificación sin delitos sexuales corran peligro al alojarse en cárceles llenas de delincuentes sexuales. La razón más probable es que estén allí porque también son delincuentes sexuales.

DISCUSIÓN

Este estudio proporciona evidencia por primera vez de que una alta proporción de TIM en prisiones del Reino Unido han sido condenados por delitos sexuales. Esto cuenta con informes anecdóticos de profesionales de género y prisioneros. Este tema se destacó en dos presentaciones escritas a la Encuesta de Igualdad Trans realizada por el Comité de Mujeres e Igualdad en 2015, pero no se priorizó para que se escuchara como evidencia oral como parte de la Investigación.

La Asociación Británica de Especialistas en Identidad de Género (BAGIS, por sus siglas en inglés) realizó tales observaciones en una presentación escrita a la Encuesta de Igualdad Trans en 2015, destacando algunas razones preocupantes por las que algunos prisioneros pueden querer explotar el sistema. Los miembros de BAGIS comprenden la abrumadora mayoría de los médicos que trabajan en todas las clínicas de identidad de género en el Reino Unido. La membresía proviene de todas las disciplinas involucradas e incluye logopedas, psicólogos, psiquiatras, cirujanos, consejeros psicosexuales, enfermeras, terapeutas ocupacionales, endocrinólogos, médicos generales y trabajadores sociales. A continuación, se incluye un extracto de la presentación de BAGIS a la Consulta de Igualdad Trans, y la presentación escrita completa se puede encontrar aquí .

“… la marea cada vez mayor de referencias de pacientes encarcelados que cumplen condenas largas o indeterminadas por delitos sexuales graves. Estos superan en gran medida el número de presos encarcelados por delitos más comunes, no sexuales. Se ha sugerido ingenuamente que nadie trataría de simular el estado transexual en prisión si no fuera así. Hay, para aquellos de nosotros que realmente entrevistamos a los prisioneros, de hecho, muchas razones por las que la gente puede fingir esto. Estos varían desde la oportunidad de tener viajes de la prisión hasta el deseo de un traslado al lugar donde están las mujeres (a la misma prisión que un o una cómplice) hasta la idea de que un consejo de libertad condicional percibirá a alguien que es mujer como menos peligroso hasta la creencia [falsa] de que el tratamiento hormonal realmente hará que uno sea menos peligroso al querer un estatus especial o protegido dentro del sistema penitenciario e incluso (en un caso muy bien demostrado que un Gobernador de Prisiones muy preocupado llamó especialmente mi atención) una plétora de información de la inteligencia penitenciaria que sugiere que la fuerza motriz era un deseo de hacer las ofensas sexuales subsiguientes mucho más fáciles, por lo general se percibe a las mujeres como de bajo riesgo en este sentido. Estoy seguro de que el Gobernador en cuestión estaría encantado de hablar de esto “.

La Sociedad Británica de Psicología (BPS, por sus siglas en inglés) también presentó pruebas escritas a la Investigación de Igualdad Trans y una vez más se destacó por qué los presos pueden querer reclamar el estatus transgénero:

“Los psicólogos que trabajan con pacientes forenses conocen varios casos en los que los hombres declarados culpables de delitos sexuales afirman falsamente ser mujeres transgénero por varios motivos”.

  • Como un medio para demostrar un riesgo reducido y así obtener la libertad condicional;
  • Como un medio para explicar su ofensa sexual, aparte de la gratificación sexual (por ejemplo, querer ‘examinar’ a las mujeres jóvenes);
  • O como un medio para separar a su ser sexual (masculino) de su yo futuro (femenino).

En casos raros, se ha pensado que la persona busca un mejor acceso a las mujeres y a los niños pequeños presentando de manera aparentemente femenina.

Tales estrategias de ninguna manera afectan el riesgo y, de hecho, pueden aumentarlo . Algunas personas creen falsamente que tomar estrógeno y bloquear el andrógeno en los hombres reducirá el riesgo de ofender, sin embargo, este no es necesariamente el caso.

En consecuencia, la Sociedad recomienda que el Gobierno brinde asistencia adecuada a las personas transgénero dentro del sistema de justicia penal; si bien es extremadamente cauteloso al establecer leyes y políticas de modo que algunas de las personas más peligrosas de la sociedad tengan mayor libertad para ofender “.

Los pensamientos y observaciones de los reclusos se pueden encontrar en foros de prisiones en línea como www.insidetime.org . Se ha comentado sobre el alto nivel de delincuentes sexuales que se declaran transexuales. Este es un extracto de una publicación de un preso varón, que comentó en diciembre de 2016 sobre el creciente número de prisioneros transgénero: “Me parece bastante sospechoso que la mayoría de estos trans-bufones, como yo los llamo, sean delincuentes sexuales, y resulta que las personas transgénero no tienen que hacer el Programa de Tratamiento de Delincuentes Sexuales “.

1.1

La evidencia de nuestro estudio muestra una alta proporción de delincuentes sexuales y presos que requieren la máxima seguridad en la población carcelaria de TIM en Inglaterra y Gales. Se ha publicado una observación similar utilizando datos oficiales de prisiones y entrevistando a presos transgénero en cárceles californianas de los EE. UU. De una población carcelaria masculina de aproximadamente 130,000 hombres, se identificaron un total de 298 TIMs. Sesenta y ocho de estos fueron delincuentes sexuales (20.5%). Esto fue más alto que la tasa promedio de delincuentes sexuales en prisión entre todos los hombres reclusos (14.6%). Del mismo modo, la proporción de TIM en las cárceles de máxima seguridad (nivel de custodia 4) fue mayor que la tasa promedio para todos los presos varones (32,1 frente a 22,8%).

1.2

También encontramos evidencia de estudios académicos que sugieren una prevalencia de actividades superior a la media, como el travestismo. No hay mucha investigación sobre el tema, pero un estudio que evaluó la incidencia en la población general descubrió que casi el 3% de los hombres informaron haber despertado sexualmente por el travestismo. Sin embargo, se ha descubierto que la incidencia del travestismo en los delincuentes sexuales es mucho más alta. En un estudio de más de 500 delincuentes sexuales, se observó que más de la mitad exhibía transexualidad y / o travestismo como su principal parafilia. Las parafilias son intereses sexuales atípicos en objetos, situaciones o individuos. La reincidencia es más probable entre los delincuentes sexuales que tienen parafilias (ver estudio aquí ). Entre los delincuentes sádicos serios, el travestismo y el fetichismo están fuertemente representados (estudios aquí y aquí ).

Nuestro estudio ha identificado una alta proporción de delincuentes sexuales y prisioneros peligrosos en la población de prisioneros transgénero. Esto se fundamenta en pruebas anecdóticas de presos y profesionales, así como en estudios académicos publicados. Un sistema que permite autodeclarar el género y convertirse legalmente en una mujer significa que estos prisioneros podrían ser transferidos a prisiones para mujeres en el futuro.

La población carcelaria de las mujeres es pequeña (solo el 5 % de la población carcelaria total) y su perfil de delincuente es muy diferente al de los presos varones. La mayoría de las mujeres presas han sido condenadas por delitos no violentos ( 84% ). También son un grupo vulnerable, con un 46% de víctimas de violencia doméstica y un 54% con antecedentes de traumas infantiles, incluido abuso sexual. Este grupo vulnerable de mujeres puede verse obligado a compartir su espacio de vida con prisioneros de cuerpo masculino con antecedentes de violencia y / o delitos sexuales. El impacto en estas mujeres debe ser evaluado. Es importante que los derechos de las personas transgénero se equilibren cuidadosamente contra los derechos de esta población vulnerable de mujeres.

La información suministrada a la oficina central por GIRES (Sociedad de Investigación y Educación de Identidad de Género) sugiere que el 1% de la población del Reino Unido se identifica como transgénero. Con base en la población masculina actual de prisioneros en Inglaterra y Gales (aproximadamente 80,000), por lo tanto, esperamos que haya alrededor de 800 TIMs en prisión. Por lo tanto, la cifra del gobierno de 70 personas que identifican a personas trans y los hallazgos de nuestro propio estudio de al menos 113 TIM son estimaciones muy conservadoras. Esto puede reflejar el informe inadecuado de los reclusos que se identifican trans por las cárceles o la reticencia de algunos reclusos a revelar que se identifican como transgénero. En cualquiera de los casos, la implementación de las reformas propuestas a la GRA que facilitarán el convertirse legalmente en mujeres podría llevar a que cientos de ellas sean elegibles para ser transferidas a las cárceles para mujeres. La población penitenciaria de mujeres actualmente es de alrededor de 4000 prisioneros en 12 cárceles de Inglaterra y Gales. Si 800 reclusas transgénero necesitan ser transferidas a la finca de mujeres, esto aumentará significativamente la ocupación de las cárceles de mujeres y requerirá la asignación de muchos más lugares de prisión para mujeres. Esto podría ser el equivalente a necesitar dos prisiones femeninas adicionales para acomodar el aumento en los números.

No solo los hombres que ofenden sexualmente pueden autodeclararse mujeres bajo las reformas propuestas a la GRA. Cualquier preso varón, cualquiera que sea su delito, ya sea violencia machista contra las mujeres, asesinato y tortura de mujeres, o cualquier otra ofensa, podría autodeclararse como mujer y exigir que la trasladen a una prisión femenina.

CONCLUSIÓN

Nuestro estudio indica que la mitad de los hombres que se identifican trans en prisión son delincuentes sexuales condenados o prisioneros peligrosos de categoría A. A pesar de la falta de un conjunto de datos más completo, está claro que la prevalencia de delincuentes sexuales entre la población de prisión masculina que se identifica a los trans es por lo menos tan alta como la de los delincuentes masculinos . Si autodeclaración de género se convierte en ley, estos machos-trans identificación podrán ser elegidos para su traslado a cárceles de mujeres. Creemos que este perfil prisionero delito representa un grave riesgo para la seguridad, la privacidad y dignidad de las mujeres en prisión. Son necesarios para determinar con precisión el número de internos-trans identificación de prisión y sus perfiles de delincuentes más estudios, especialmente incluidos los delitos sexuales y violentos contra las mujeres. Por esta razón, se recomienda que el gobierno de iniciar la grabación de estos datos con precisión para todas las cárceles. Es sólo a través de un registro preciso que el impacto de las reformas propuestas a la Ley de Reconocimiento de Género 2004 puede ser evaluado correctamente.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s